ESTADOS FEBRILES

¿Qué son?

Los estados febriles o fiebre suelen presentarse en el curso de muchas enfermedades. La temperatura puede aumentar a causa de una infección, aunque la fiebre puede acompañar a muchas otras condiciones clínicas. Entre las infecciones más comunes caracterizadas por la presencia de fiebre se encuentran la gripe y el llamado síndrome gripal, que consiste en infecciones virales que la persona enferma transmite a otras principalmente a través de minúsculas gotas emitidas al estornudar, toser o simplemente hablar. El contagio también puede producirse por el contacto con objetos o superficies en los que se encuentre el virus, y que después entran en contacto con la boca o la nariz.

Clasificación

estados febriles

No es fácil distinguir la auténtica gripe de síntomas de tipo gripal. De hecho, virus que no son de la gripe pueden causar síntomas similares a los de la gripe de verdad, aunque generalmente son menos graves.

Leer más

Síntomas

Los indicadores de un síndrome gripal aparecen después de un breve período de incubación (entre 24 y 48 horas aproximadamente) con un inicio brusco caracterizado por fiebre, acompañada de síntomas que afectan el sistema respiratorio y otros síntomas que afectan a todo el organismo. La fiebre aparece inesperadamente, a menudo alcanza los 39-40 °C, y va acompañada de dolor muscular generalizado y dolor de cabeza.

Leer más

Recomendación

Recomendación

Sin embargo, una vez que ya han aparecido los síntomas, se puede recurrir a medicamentos sin receta médica que ayuden a aliviarlos.
Los fármacos más utilizados son sintomáticos, bajan la fiebre y alivian el dolor, como el ibuprofeno. Las formas de sal, como la asociación Ibuprofeno-Arginina, aportan la ventaja clínica de la rapidez de acción debido a que la arginina facilita la absorción del Ibuprofeno. También resultan útiles los fármacos que ayudan a disminuir la congestión, permitiendo así respirar mejor.
Además de la medicación sintomática, deberían también tomarse ciertas medidas higiénico-dietéticas como el reposo en cama, la ingesta de líquidos adecuada, la humidificación ambiental y abstenerse de fumar y consumir alcohol.
En el caso tanto de gripe como de afecciones de tipo gripal, debido a que todas ellas son de origen vírico, los antibióticos no están indicados. De hecho, su uso indebido puede facilitar la selección de microorganismos resistentes a ese antibiótico en particular, lo que puede conducir a una infección superpuesta.
 

1. Ministero delle Salute Prevenzione e controllo dell’influenza: raccomandazioni per la stagione 2013-2014
2. WHO Interim Global – Epidemiological Surveillance Standards for Influenza (July 2012)
3. http://www.snlg-iss.it/pubblico_sindrome_influenzale
Dolor óseo, articular y muscular Dolor de cabeza Dolor menstrual
Dolor dental Estados febriles

 

State abbandonando il sito di Zambon S.p.A. contenente materiale promozionale autorizzato ai sensi della vigente normativa in materia di pubblicità sanitaria.