Dolores musculares en las piernas

Dolores musculares en las piernas

Dolores musculares en las piernas

¿Qué debe hacerse cuando se sufren dolores musculares en las piernas? Para identificar la solución correcta, antes hay que valorar su intensidad, inicio y características, e intentar entender cuáles son sus causas.

Dolores muscolares en las piernas

Causas principales del dolor muscular en las piernas

Sentir en las piernas algo de dolor y fatiga después de caminar durante mucho tiempo o de practicar deporte es un fenómeno común, sobre todo si no se está entrenado suficientemente o si se ha realizado mucho esfuerzo. Es una respuesta totalmente fisiológica al ejercicio, que avisa de la necesidad de interrumpirlo para no someter a los músculos a un esfuerzo excesivo, con el riesgo de dañarlos.

La causa de estos dolores musculares en las piernas es principalmente la acumulación de ácido láctico, un compuesto terminal del metabolismo energético en la primera fase de actividad física (glucólisis anaerobia). Además, si se ha realizado un uso intenso de las piernas en un entorno húmedo y/o se ha sudado mucho sin reponer suficientemente el agua y las sales minerales, parte del dolor de piernas y la fatiga puede vincularse con deshidratación y deficiencia de microelementos que son esenciales para una contracción muscular correcta, como el sodio, el potasio, el magnesio y el calcio.

En este caso, además de dolor de piernas y fatiga extensos pueden aparecer fuertes calambres localizados, sobre todo en la pantorrilla, los músculos del muslo o la fascia plantar del pie, sobre todo de noche, con las piernas en reposo. Por lo general, para resolver el problema basta con aumentar la ingesta de agua y sales minerales y evitar ejercicios físicos exagerados.

Si, por el contrario, aparece un dolor en las piernas intenso durante la actividad física, es imposible seguir utilizando el músculo, la zona afectada puede inflamarse y a veces aparece un hematoma. Estas situaciones exigen una valoración médica inmediata y tratamientos específicos.

Cómo aliviar los dolores musculares en las piernas

Cuando los dolores musculares en las piernas son leves o moderados, para aliviarlos normalmente basta con reposo, baños con agua fresca o tibia (se prefiere la primera si el dolor se asocia con calor y la segunda en presencia de contracturas leves) y masajes.

En dolores musculares en las piernas debidos a distensiones o desgarros, la intervención inmediata se basa en la estrategia PRICE (Protección; ReposoHieloCompresiónElevación), dirigida a evitar el esfuerzo y el daño adicional del músculo traumatizado, con lo que se reduce la formación de hematoma/tumefacción y se mitiga el dolor. Después, como alivio adicional de las molestias pueden usarse antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como Ibuprofeno con Arginina (Espididol®), durante unos días.

Si el dolor en las piernas y el cansancio/pesadez se deben a trastornos menores de la circulación venosa (insuficiencia venosa) se aconsejan las duchas alternas de agua fresca y tibia, especialmente en los pies y las pantorrillas, mantener las piernas elevadas al sentarse o tumbarse y masajearse suavemente las piernas de abajo arriba, empezando en la planta del pie y avanzando hacia el muslo (salvo en venas varicosas o capilares superficiales). La aplicación de geles refrescantes que contienen extractos naturales con acción antioxidante y vasoconstrictora (castaño de Indias, hojas de vid roja, grosella negra, etc.) puede aportar alivio adicional.

Por otra parte, en caso de enfermedad arterial periférica es esencial una exploración y evaluación especializada por parte de un cirujano vascular.

¿Qué tipo de
dolor tienes?

Conoce los tipos de dolor para
los que puede utilizarse Espididol
y descubre cómo aliviarlos.
¿Qué tipo de dolor tienes?

¿Cómo quieres tomarlo?

¿Cómo quieres tomarlo?