Dolor dental

Dolor dental

¿Qué es?

Se llama dolor dental o dolor odontológico, al que se siente en los dientes, maxilares, y en la zona circundante.

Es uno de los dolores más frecuentes que, de acuerdo con el estudio de la Organización Mundial de la Salud, afecta a más de 3.000 millones de personas en el mundo, estimándose su incidencia en el mundo occidental en un 70-89% en varones y un 77-97% en mujeres. A veces dificulta acciones como morder, masticar, concentrarse e incluso dormir.

Se caracteriza por:

  • Inicio repentino.
  • Intensidad variable, que puede oscilar entre una ligera molestia y un dolor intenso y agudo, breve o continuo.
  • Aumento de la respuesta a un estímulo normalmente indoloro, como exposición al frío, al calor o al contacto con dulces y bebidas azucaradas, o simplemente al masticar.
 Dolor dental

Causas del dolor dental

DOLOR QUE SE ORIGINA EN EL DIENTE

El dolor dental aparece cuando se inflama la parte interior del diente, denominada pulpa dental. Puede deberse a causas muy diversas:

  • Caries: una infección bacteriana que se desarrolla dentro del diente. Cuando la erosión causada por la caries es de tal magnitud que destruye el esmalte (la capa más superficial del diente), la dentina (material subyacente al esmalte) queda expuesta a la agresión de agentes externos (frío, calor, alimentos dulces) que inflaman la pulpa. Una higiene bucal deficiente es uno de los factores principales que aumentan la probabilidad del deterioro del diente. Cuando la cavidad de la caries se hace más profunda y aumenta el daño en la pieza dental, tiene lugar una inflamación directa de la pulpa, llamada pulpitis.
  • Fractura de un diente: a menudo es tan pequeña que resulta inapreciable a simple vista. Una alta sensibilidad del diente al frío y al calor puede ser un síntoma de rotura del mismo.
  • Retroceso gingival: las encías en retroceso pueden dejar al descubierto las partes más sensibles de las raíces dentales, y aumentar la sensibilidad dental.

DOLOR QUE NO SE ORIGINA EN EL DIENTE

Otras causas posibles de episodios de dolor dental tienen que ver con problemas que no afectan a la pulpa dental, sino a los tejidos de sostén del diente, como gingivitis, periodontitis y abscesos periodontales. Será su médico quien paute el tratamiento adecuado en este tipo de patologías.

Síntomas del dolor dental

Entender las características con las que se manifiesta el dolor es un paso importante para facilitar la determinación de su causa.

  • Cuando el dolor aparece solo en presencia de un estímulo desencadenante y suele desaparecer al retirar el estímulo, puede referirse fácilmente a una pulpitis reversible, a menudo coincidente con una lesión superficial.
  • Otras veces, un dolor agudo, intermitente y punzante puede ser síntoma de neuralgia causada por una lesión en los nervios. El dolor dental se confunde con facilidad con una neuralgia dental. Por este motivo es necesario solicitar consulta con el odontólogo para distinguir entre las dos afecciones y tratar el dolor de la forma adecuada, siendo frecuente la neuralgia asociada al 3º molar o muela del juicio. Pulse aquí para saber más sobre el dolor en el 3º molar o muela de juicio. 

Prevención y tratamiento

La mejor forma de prevenir la aparición de un dolor dental es cuidar los dientes y las encías manteniéndolos lo más sanos posible. Para ello es necesario:

Someterse periódicamente a revisiones dentales en la consulta de odontología: las consultas regulares permiten identificar los primeros signos del trastorno y adoptar las medidas apropiadas, como la limpieza dental, que pueden prevenir la aparición de problemas en la cavidad oral.

Limitar la ingesta de dulces y bebidas azucaradas: deben evitarse los azúcares contenidos en dulces y aperitivos y preferir las frutas y las verduras, que estimulan la salivación y favorecen la remineralización de los dientes.

Cuidarse los dientes y las encías: es preciso cepillarse los dientes regularmente tres veces al día durante 2-3 minutos por sesión con pasta de dientes enriquecida con flúor y usar la seda dental como mínimo una vez al día para reducir la formación de caries.

Abstenerse de fumar: el tabaquismo multiplica por 7 el riesgo de desarrollar trastornos de las encías.

Cuando, pese a las medidas preventivas, el dolor dental persiste, será necesario acudir de inmediato al odontólogo.

 

ACUDE AL ESPECIALISTA SI EL DOLOR DENTAL:

  • Dura más de dos días.
  • No desaparece con analgésicos menores tipo AINE.
  • Se acompaña de fiebre alta, dolor al masticar, encías enrojecidas o mal sabor de boca.
  • Se produce junto con inflamación de las mejillas o los maxilares.

Recuerde, en caso de dolor que perdura con el tiempo o que se manifiesta constantemente y empeora al masticar o morder, consulta a tu médico.

 

PARA ALIVIAR EL DOLOR DENTAL:

La terapia analgésica debe ser eficaz, de inicio rápido y con una incidencia mínima de efectos adversos.

- Son numerosos los fármacos indicados en el tratamiento del dolor odontológico, pero uno de los más utilizados son los AINE, que desempeñan un papel fundamental en el tratamiento del dolor agudo y se consideran una opción de primera línea en el abordaje del dolor dental leve a moderado.

- El Ibuprofeno es un AINE que ha demostrado ser un analgésico efectivo y bien tolerado en el dolor dental. La asociación de Ibuprofeno-ArgininaEspididol®, se caracteriza porque se absorbe 3 veces más rápido que el Ibuprofeno solo.

- Sería aconsejable enjuagarse con agua con sal.

- Es preferible no tomar alimentos azucarados, muy calientes o muy fríos.

- Se recomienda no fumar.

- Deben evitarse aquellos alimentos que obliguen a una masticación intensa.

Antes de iniciar un tratamiento, pide consejo a tu médico o a tu farmacéutico.

Para saber más sobre el dolor en la muela del juicio

¿Cómo quieres tomarlo?

¿Cómo quieres tomarlo?