Dolor lumbar

Dolor lumbar

Dolor lumbar

El dolor lumbar (o lumbago) es uno de los trastornos más comunes en los países occidentales, por lo que se ha convertido en un importante problema de salud en los países desarrollados, hasta el punto de convertirse en una de las causas principales de consulta médica y ausencia del trabajo. Prácticamente todo el mundo sufre dolor lumbar al menos una vez en la vida, hombres y mujeres, por los motivos más diversos.

Dolor lumbar

Causas principales del dolor lumbar

Los primeros episodios de dolor lumbar pueden producirse ya hacia los 30 años de edad, especialmente entre quienes practican deporte o en personas cuya actividad laboral conlleva esfuerzos intensos en la espalda. En su mayor parte se deben a traumatismos directos o factores "mecánicos" que distienden los músculos, tendones, ligamentos o estructuras vertebrales de forma anómala (un movimiento súbito, una sobrecarga, un uso excesivo, etc.). En estos casos, en general se produce un dolor lumbar más o menos intenso, durante el movimiento, y se considera "agudo" cuando tiende a resolverse por completo en 1-4 semanas.

Especialmente después de los 45-50 años de edad (aunque no es infrecuente que suceda antes), una causa frecuente de dolor lumbar es también mantener posturas no ideales, permanecer de pie o sentado durante muchas horas al día, en general por motivos profesionales (empleados, taxistas/conductores, peluqueros, dependientes en tiendas, etc.). En tales casos, si no se corrige la causa, el dolor lumbar puede convertirse en un compañero "crónico", que está presente durante tiempos de más de 3 meses o que se caracteriza por exacerbaciones periódicas.

Como causas habituales de dolor lumbar pueden citarse las contracturas musculares, las alteraciones de las estructuras vertebrales (discos intervertebrales, cápsulas o superficies articulares dañadas por la artrosis) o la inflamación de los nervios raquídeos (sobre todo, el ciático que inerva las nalgas y la parte posterior de la pierna). En las mujeres en edad fértil, la fuente más común de dolor lumbar es el embarazo.

Hay otras causas menos frecuentes y raras que pueden provocar dolor lumbar.

¿Qué puedes hacer contra el dolor lumbar?

Se recomienda reposo durante 1-3 días, e intentando reanudar gradualmente las actividades cotidianas en cuanto el dolor lumbar pase a ser soportable.

Para mitigar el dolor lumbar leve o moderado y facilitar el movimiento (considerado "terapéutico"), en primera instancia puede tomarse Espididol® (comprimidos o gránulos), un antiinflamatorio no esteroideo (AINE) que es la asociación de Ibuprofeno con el aminoácido Arginina, y gracias a la Arginina se absorbe 3 veces más rápido que el Ibuprofeno solo. Es importante tomar este medicamento siguiendo las instrucciones del prospecto.

Otras intervenciones útiles contra un dolor lumbar “mecánico”, comprenden: aplicación de compresas frías en las primeras 48-72 horas desde el inicio del dolor y de compresas calientes en el período posterior; fisioterapia o masajes; yoga u otras técnicas de relajación (en caso de contracturas); reducción del peso corporal (si fuera excesivo); reeducación postural; abandono del tabaco.

¿Qué tipo de
dolor tienes?

Conoce los tipos de dolor para
los que puede utilizarse Espididol
y descubre cómo aliviarlos.
¿Qué tipo de dolor tienes?

¿Cómo quieres tomarlo?

¿Cómo quieres tomarlo?