Dolor y síntomas premenstruales

Dolor y síntomas premenstruales

Dolor y síntomas premenstruales

En los 5-7 días anteriores al comienzo de la menstruación pueden producirse los llamados "síntomas premenstruales", o síndrome premenstrual: diversas molestias, con bastante variabilidad de unas mujeres a otras, según el tipo, la combinación y la intensidad, que contribuyen a que esta cita mensual no resulte demasiado placentera.

El hecho de que los dolores y síntomas premenstruales sean manifestaciones totalmente fisiológicas que afectan a la mayoría de las mujeres, de forma constante o durante períodos prolongados de su vida fértil, no sirve demasiado para sobrellevar mejor las molestias. Sin embargo, es posible mejorar la situación a través de algunos cambios en el estilo de vida y, en caso necesario, con cierto apoyo farmacológico.

Dolor y síntomas premenstruales

Los síntomas premenstruales característicos

El número de síntomas premenstruales que una mujer puede experimentar es amplio y variado e incluye un conjunto de trastornos físicos y psicoemocionales.

Los más frecuentes son:

  • Hinchazón y dolor en las mamas.
  • Cefalea y dificultad para concentrarse.
  • Ansia por alimentos ricos en calorías y retención de agua.
  • Dolor en la espalda y las articulaciones.
  • Hinchazón intestinal y trastornos del tránsito (estreñimiento o diarrea).
  • Acné y/o aumento de la sensibilidad de la piel y empeoramiento de su aspecto (opacidad, pérdida de tono etc.).
  • Nervios, irritabilidad, alteraciones del estado de ánimo con propensión al llanto.
  • Trastornos del sueño.
  • Malestar general y sensación de incomodidad/cansancio.

Aunque los dolores y síntomas premenstruales son muy comunes y recurrentes, las causas exactas que los determinan no están todavía claras. Lo que se sabe es que los síntomas premenstruales se ven desencadenados por un cambio en los niveles de hormonas femeninas, en concreto con una caída en estrógenos y progesterona que tiene lugar en los días anteriores al flujo. En el ciclo menstrual participan directamente o de forma indirecta diversas sustancias denominadas prostaglandinas que están relacionadas con el dolor y la inflamación, lo que explica los dolores menstruales que a veces aparecen (llamados dismenorrea).

Cómo aliviar los síntomas premenstruales

Si bien no es posible eliminar por completo los dolores y síntomas premenstruales, pueden prevenirse en parte y contrarrestarse. ¿Cómo?

Ante todo, ha de seguirse un estilo de vida sano; comer alimentos frescos, ligeros y nutritivos y limitar las grasas animales, los azúcares refinados y la sal; beber al menos 1,5-2 litros de agua al día; evitar el tabaco, la cafeína y el alcohol; realizar una actividad física moderada de forma regular; huir del estrés; dormir lo suficiente (al menos 7 horas cada noche); disfrutar de momentos relajantes con personas agradables; dedicar tiempo a uno mismo y a las actividades que le gustan.

Tal vez parezcan consejos triviales, pero contienen la clave que garantiza un máximo equilibrio en el organismo femenino y permite evitar las oscilaciones hormonales excesivas que subyacen a los dolores y síntomas premenstruales.

Para aliviar de forma eficaz los síntomas premenstruales que, no obstante, y al menos en parte, siempre aparecerán, puede tomarse Espididol®, Ibuprofeno asociado a Arginina, que gracias a la Arginina se absorbe 3 veces más rápido que el Ibuprofeno solo. Este fármaco puede adquirirse en farmacia sin receta y está indicado en el alivio sintomático de los dolores ocasionales leves a moderados, como dolores menstruales…

Para obtener un máximo beneficio de los fármacos frente a los dolores y síntomas premenstruales es importante tomarlos desde el principio mismo del inicio del dolor, de manera que el AINE pueda contenerlo y evitar que se consolide, se intensifique y sea más difícil de aliviar.

Síntomas premenstruales: ¿se necesita al médico?

Si los dolores y síntomas premenstruales son muy intensos e incapacitantes y/o no se alivian con las intervenciones mencionadas será preciso acudir al médico/especialista que pautará las opciones terapéuticas adicionales o alternativas que considere oportuno

En este caso puede ser útil escribir en un diario las características de los dolores y/o síntomas premenstruales experimentados durante al menos 3 meses, recordando también anotar las posibles señales de sospecha adicionales (p. ej., pérdidas intermenstruales o inflamación mamaria localizada), los medicamentos que se toman, las actividades realizadas, etc. Esa información es conveniente transmitirla al médico/especialista.

En algunos casos concretos, es posible que el médico aconseje, además de los AINE u otras intervenciones farmacológicas (especialmente de tipo hormonal), algunos suplementos tipo vitamina B6, magnesio, calcio, triptófano y ácidos grasos poliinsaturados (omega-3 y omega-6).

¿Qué tipo de
dolor tienes?

Conoce los tipos de dolor para
los que puede utilizarse Espididol
y descubre cómo aliviarlos.
¿Qué tipo de dolor tienes?

¿Cómo quieres tomarlo?

¿Cómo quieres tomarlo?